jueves, 27 de septiembre de 2018

Estrategia de escritura de textos poéticos: Sonetos netos

Estrategia de escritura de textos poéticos: Sonetos netos
Laura Rodríguez Alba
Sandra Ortiz Martínez
Artemio Ríos Rivera


Soneto XX

Pablo Neruda

Mi fea, eres una castaña despeinada,
mi bella, eres hermosa como el viento,
mi fea, de tu boca se pueden hacer dos,
mi bella, son tus besos frescos como sandías.

Mi fea, dónde están escondidos tus senos?
Son mínimos como dos copas de trigo.
Me gustaría verte dos lunas en el pecho:
las gigantescas torres de tu soberanía.

Mi fea, el mar no tiene tus uñas en su tienda,
mi bellaflor florestrella por estrella,
ola por ola, amor, he contado tu cuerpo:

mi fea, te amo por tu cintura de oro,
mi bella, te amo por una arruga en tu frente,
amor, te amo por clara y por oscura.

Plantilla del soneto[1]

Mi_____, eres una _________________,
mi _____, eres ______como el ________,
mi _____, de tu ______se _______hacer ______,
mi _______, son tus ________frescos como _______.

Mi ______, dónde están _________tus ________?
Son _________como dos ________de ________.
Me gustaría ___________dos __________en el __________:
las ________________torres de tu _____________.

Mi ________, el mar no tiene __________en su __________,
mi _________,_____________________por __________,
_____por _____, amor, he ___________tu _________:

mi ______, te ________por tu ___________de oro,
mi _______, te ______por una __________en tu __________,
amor, te ________por _________y por ____________.

Secuencia de los Sonetos netos o de los Netos sonetos

1 Leer algunos poemas de amor de Pablo Neruda como actividad de sensibilización. Al final se transcriben cuatro sonetos del poeta, pueden ser esos los poemas, sin embargo el docente puede buscar y elegir otros, incluso de otros autores. Tratamos que los poemas sean del mismo poeta, del mismo libro y del mismo tipo de composición (Sonetos), pero la elección la decide el docente.

2 Leer el soneto XX de Neruda. Primero cada quién en silencio, después se reparten las estrofas y leen cuatro alumnos en voz alta.

3 El docente modela la lectura, lee en voz alta el soneto. Se resuelven los problemas de compresión, se llama la atención sobre algunas imágenes que convoca el poema. 

4 Preguntar sobre lo qué es un soneto, dejar la pregunta sin responder. Reflexionar sobre el tipo y número de estrofas, sobre el total de líneas versales en el poema. Se compara la estructura del soneto XX con los otros leídos. Se llama la atención en que la estructura es la misma y todos se llaman sonetos. Concluir en por qué, los poemas son sonetos.

5 Presentar la plantilla en pantalla o en el pizarrón. Los alumnos copian la plantilla en su cuaderno.

6 Sobre la plantilla los chicos escriben su poema. Generalmente la primera palabra que escriben en la plantilla es: amor, amiga, corazón, niño, niña. Se les puede pedir, antes de que empiecen a trabajar la plantilla que enuncien una palabra, después esa palabra puede ser la inicial del poema. Se trabaja sobre una lista de sinónimos de la palabra elegida para que sean utilizados de iniciales de varias de las siguientes líneas versales. Por ejemplo, se puede elegir la palabra: zapato. Sinónimos: chancla, babucha, huarache, tenis, bota, zapatilla, etcétera.

7 Como siempre, la plantilla es sólo un andamio para construir un poema. Por lo tanto el alumno lo puede modificar y lo que escriba será aceptable. Lo ideal es que todos escriban las 14 líneas versales, para jugar a escribir sonetos. 

8 Sin embargo, si tenemos alumnos de bajo logro o con barreras de aprendizaje, se les puede pedir que sólo escriban una o dos estrofas, de acuerdo a su ritmo.

9 Una vez que han escrito su poema, ahora tendrán que poner el título y el nombre del autor es decir, el nombre del alumno. Los aprendices deben observar cómo está la composición del título y nombre del autor en el Soneto XX para que así quede el título y su nombre en el poema que escribieron.

10 Todos los alumnos leen su poema en voz alta.

11 Lo pasan en limpio, sigue siendo una versión previa.

12 Los alumnos se reúnen en binas para co-corregirse sus textos. El docente se acerca a las binas para apoyarlos en sus dudas. Es recomendable tener diccionarios a la manos y libros de verbos. Sin duda las ortografías y gramáticas son útiles, pero los dos primeros libros mencionados son de muy fácil y rápida consulta.

13 Una vez que se han corregido los textos, se pasan en limpio, la versión final. En hojas carta de papel bond. Los alumnos ilustran sus textos. Se recopilan para armar la antología.

14 Discutir el plenaria el nombre de la antología, puede ser: Sonetos netos de la telesecundaria de La Mancuerna.

15 Quienes sepan y les guste dibujar, hacen propuestas para la portada de la antología. Se elige la que más guste al grupo.

16 Quienes les guste escribir, hacen el prólogo: ¿Qué hicimos? ¿Cómo lo hicimos? ¿Dónde?, ¿Cuándo? Se leen los prólogos, se elige el que más agrade al grupo y responda a las necesidades de presentación de la antología.

17 Se arma la antología y estamos listos para un recital poético.

18 Se hace circular en las casas de los alumnos la antología poética. Se recupera la vivencia de los alumnos con sus familiares al mostrarles sus poemas publicados.


Temas de reflexión


Si observamos el uso de los signos de interrogación en los poemas de Pablo Neruda, encontramos que sólo escribe los de cierre (?, !) y no los de apertura (¿, ¡), lo mismo hace con los signos de admiración. Algún editor del poeta señaló "Neruda considera innecesarios dichos signos, porque el sentido de la frase ya estaba indicando la intencionalidad del que escribía y aun, en algunas ocasiones, su inclusión podía hasta desvirtuar ese propósito original" (https://cvc.cervantes.es/foros/leer_asunto.asp?vCodigo=37748 consultado el 1 de octubre de 2018)

A lo anterior podemos agregar que el uso del acento enfático o diacrítico nos permite diferenciar entre los pronombres interrogativos y exclamativos de los relativos. Ejemplos: ¡Qué calor está haciendo! Ya que hace calor me quitaré la chamarra. ¿Cuándo empiezas a trabajar? Cuando encuentre trabajo empezaré. 


Como nos damos cuenta, expresiones similares (que, qué; cuándo, cuando) que muchas veces van a inicio de la oración, nos dan ya el sentido, la intencionalidad del hablante por el uso o no de la tilde. 

Esto es un poco parecido a la construcción de la frase interrogativa en inglés que no inicia con el signo de interrogación, porque el uso del verbo auxiliar ya nos indica, desde el principio de la oración que se trata de una expresión interrogativa. Digamos que esto abona en beneficio de la innovación introducida por Neruda.

En este ejercicio, en la quinta línea versal de la plantilla, no hemos puesto el signo de interrogación de apertura. Pero, consideramos que el promotor de lectura y escritura debe solicitar a los aprendices que lo pongan porque así lo marca la normativa. Sin embargo, es importante hacer esta reflexión sobre los signos y el acento diacrítico, sobre pronombres interrogativos o exclamativos y los relativos.

Además, el poeta fue premio Nobel de literatura con un claro conocimiento de la lengua española y sus normas. Nosotros somos escritores nóveles que debemos conocer y aprender a usar la normativa para, más adelante, proponer innovaciones a la lengua si es que las consideramos necesarias. 

Seguramente en el transcurso de la ejercitación de la secuencia pueden surgir errores gramaticales, semánticos, ortográficos o dudas al respecto. Es el momento para reflexionar sobre la lengua, más que corregir es necesario que interroguemos a los textos y sus escritores para establecer retos cognitivos y proponer andamiaje para superarlos para sentirnos satisfechos del aprendizaje que vamos construyendo.







Soneto I

Matilde[2], nombre de planta o piedra o vino, 
de lo que nace de la tierra y dura,
palabra en cuyo crecimiento amanece,
en cuyo estío estalla la luz de los limones. 

En ese nombre corren navíos de madera 
rodeados por enjambres de fuego azul marino, 
y esas letras son el agua de un río
que desemboca en mi corazón calcinado. 

Oh nombre descubierto bajo una enredadera 
como la puerta de un túnel desconocido
que comunica con la fragancia del mundo! 

Oh invádeme con tu boca abrasadora, 
indágame, si quieres, con tus ojos nocturnos, 
pero en tu nombre déjame navegar y dormir. 




Soneto II

Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, 
qué soledad errante hasta tu compañía! 
Siguen los trenes solos rodando con la lluvia. 
En Taltal[3]no amanece aún la primavera. 

Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos, 
juntos desde la ropa a las raíces,
juntos de otoño, de agua, de caderas, 
hasta ser sólo tú, sólo yo juntos. 

Pensar que costó tantas piedras que lleva el río, 
la desembocadura del agua de Boroa[4],
pensar que separados por trenes y naciones 

tú y yo teníamos que simplemente amarnos, 
con todos confundidos, con hombres y mujeres, 
con la tierra que implanta y educa los claveles. 


Soneto LXXXIII

Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche,
invisible en tu sueño, seriamente nocturna,
mientras yo desenredo mis preocupaciones
como si fueran redes confundidas.

Ausente, por los sueños tu corazón navega,
pero tu cuerpo así abandonado respira
buscándome sin verme, completando mi sueño
como una planta que se duplica en la sombra.

Erguida, serás otra que vivirá mañana,
pero de las fronteras perdidas en la noche,
de este ser y no ser en que nos encontramos

algo queda acercándonos en la luz de la vida
como si el sello de la sombra señalara
con fuego sus secretas criaturas.



Soneto XCIII

Si alguna vez tu pecho se detiene,
si algo deja de andar ardiendo por tus venas,
si tu voz en tu boca se va sin ser palabra,
si tus manos se olvidan de volar y se duermen,

Matilde, amor, deja tus labios entreabiertos
porque ese último beso debe durar conmigo,
debe quedar inmóvil para siempre en tu boca
para que así también me acompañe en mi muerte.

Me moriré besando tu loca boca fría,
abrazando el racimo perdido de tu cuerpo,
y buscando la luz de tus ojos cerrados.

Y así cuando la tierra reciba nuestro abrazo
iremos confundidos en una sola muerte
a vivir para siempre la eternidad de un beso.






[2]Matilde Urrutia fue esposa de Pablo Neruda. Los poemas de esta secuencia son del libro Cien sonetos de amor, mismo que el poeta dedica a su esposa.
[3]Taltal es una ciudad al norte de Chile, país natal de Pablo Neruda. Si el docente lo considera necesario, se puede investigar sobre el tema. Sin embargo, basta con saber que es el nombre de una ciudad y que el estudiante puede jugar a cambiarlo por el nombre de su comunidad.
[4]Boroa es un río de la Araucanía chilena. Si el docente lo considera necesario, se puede investigar sobre el tema. Sin embargo, basta con saber que es el nombre de un río y que el estudiante puede jugar a cambiarlo por el nombre del río más cercano a su comunidad.

miércoles, 22 de agosto de 2018

AUTONOMÍA CURRICULAR: Club de los poetas miméticos.

AUTONOMÍA CURRICULAR: Club de los poetas miméticos.

Sandra Ortiz Martínez y Artemio Ríos Rivera

Sobre la Autonomía Curricular, diseñamos un club para secundaria, del ámbito: Ampliar la Formación Académica. 

En las siguientes ligas podrán leer el documento base y la vista previa del material del maestro.

En la tercera liga pueden entrar, seguir los cuadros de diálogo, iniciar sesión como usuarios o usuarios invitados y acceder a todo el documento para el docente.


Ojalá sea oportuno y de utilidad para los docentes de educación básica.


https://app.sev.gob.mx/Basica/Clubes/Upload/Archivo/b0058af26f1c0c93e3641030d7432f30-DocumentoBase.pdf

https://app.sev.gob.mx/Basica/Clubes/Upload/Archivo/0e67236461f83766e936f86b2275c591-VistaPrevia.pdf


https://www.sev.gob.mx/educacion-basica/autonomia-curricular/#!/detalle

lunes, 30 de julio de 2018

Ramaíces

Ramaíces

Artemio Ríos Rivera


Mis ramas se volvieron raíces
la raíz, abono
estercolero que fecunda
mi páramo.

Ramaíces ajenas
indiferentes
libres.

Me dan identidad
los polvos que fertilizan
el infecto aire que me nutre.

Sepulcros luminosos
brotes de viejas vidas
sepulturas de letras y consignas.

Aquí estoy
¡Vivo!
sin ramas
ni raíces.




lunes, 23 de julio de 2018

Mis nuevos monstruos

Mis nuevos monstruos

Artemio Ríos Rivera


El pasillo era oscuro y húmedo; a pesar de ser de día no se podía ver más allá de la nariz.

Como era un espacio lúgubre nadie se atrevía a cruzar ese desnivel a orillas de la ciudad, donde basura, maleza y agua sucia conformaban un infecto guiso.

Cuando el tren pasaba por arriba, sus ruedas producían chispazos de luz que, como estroboscopio, alumbraba la penumbra de esa boca de lobo.

Cada uno había llegado del lado opuesto del pasaje. Casi simultáneamente se habían instalado a corta distancia de sus respectivas entradas. El corazón del túnel latía desbocado. Nadie los podía ver.

Ellos no lograban percibirse, ni era su intención. No les preocupaban los ruidos que, cada quien, suponía de ratas o regurgitajos de caños rotos. Un inexplicable crepitar de las ramas, tal vez.

Así estuvieron mucho tiempo, horas días, semanas quizá. Agazapados, al acecho.

Tristes, solos, meditaban en sus respectivas desgracias, en sus monstruosidades. 

Aunque la humedad del ambiente mojaba levemente sus ojos, no eran dos cobardes intimidados. En realidad no tenían miedo a la oscuridad sino a la luz del pleno día, donde todo se ve y se sabe.

Ellos sólo pretendían esconder su pasado.

De pronto, todo empezó a vibrar con violencia, los destellos de los rieles los hizo descubrirse por primera vez y abalanzarse uno sobre el otro.

jueves, 28 de junio de 2018

PRESENTACIÓN SIMULTÁNEA DE DOS LIBROS:

3er Foro Internacional de Educación Básica y Normal


Baja California Sur


Viernes 6 de julio     

     
En La Paz, a las 17:30 horas 


PRESENTACIÓN SIMULTÁNEA DE DOS LIBROS:


Construir nuestra voz. Estrategias y evidencias de lectura y escritura. De Artemio Ríos Rivera y Sandra Ortiz Martínez. Editorial Cisnegro. Lectores de alto riesgo. Ciudad de México, 2017.


La lengua y la literatura, armas de creatividad masiva. De María Victoria Reyzabal Rodríguez. Editorial Asociación Cultural y Científica Iberoamericana (ACCI). España.



Moderan: Isabel Romero y Marco Antonio Verdugo


Centro de Convenciones     Salón 2

viernes, 1 de junio de 2018

CreAprende: Apréndizaje por descubrimiento[1]

 Luisa Fernanda Campos Hernández
Mariana Cordova Cordova


En el mes de mayo del año 2018 tuvimos 2 visitas del maestro Luis Manuel Gónzalez a la escuela telesecundaria de la localidad de La Mancuerna, Tatatila, Ver. Para enseñarnos el uso de las Tabletas (Ipad).

En la primera visita nos enseño cómo funcionaban, qué aplicaciones tienen, a usar la cámara, etc. Hicimos un video de lo que nos gustaba y lo que no nos gustaba de nuestra escuela. Para eso hicimos un guión, tenía que ser de un minuto el video. La grabación del video consistio en el manejo de la cámara, el volumén de la voz, la fluidez, los gestos, el movimiento de manos y tomamos una decisión del paisaje que causaría más interés para usarlo de fondo.

En la segunda visita aprendimos a conectarnos de la Ipad al cañón para ver el video. Tuvimos algunos problemas técnicos: el sonido no se escuchaba bien. Después de ver los videos el maestro Luis sugirió 4 pasos para mejorar el trabajo de cada pareja, los cuales fueron:




1.¿Qué me gusto?
2.Pensar qué puedo mejorar
3. Preguntarle a las otras parejas ¿por qué no hicieron lo que pudieron mejorar?
4. Decirles a los que en ese momento pusieron sus videos, tengo una sugerencia, ¿la quieres oir?

Dimos nuestros puntos de vista de cada video. Tomamos nota de las opiniones de las demás parejas.
También aprendimos a conectarnos de las tabletas al internet.

Por otro lado, el maestro Luis les dio un curso a los maestros de nuestra escuela el día sábado 26 de mayo de 2018 en Pacho Nuevo. Para saber qué hicieron los maestros en ese curso, los entrevistamos. En la entrevista nos dijeron:
Iniciaron con presentación, el maestro Luis les explicó a los maestros el manejo de las tabletas en la educación secundaria. Tuvieron que sacar una cuenta correo electrónico de google, con terminación gmail.com

Con esa cuenta trabajaron con el programa CreAprende. Usaron el buscador Safari.
Después tuvieron un pequeño desayuno de parte del maestro Luis. Trabajaron un programa que sirve para hacer presentaciones con diapositivas.
Luego trabajaron haciendo un texto donde respondieron a las preguntas: ¿Qué era para ellos el aprendizaje? ¿Dónde se aprende? ¿Cómo se parende? Y ¿Qué papel juega la escuela en el aprendizaje?

Esto es lo que están aprendiendo nuestros maestros (Maestra Laura y Maestro Pepe) para que después nos enseñen a nosotros.








[1] Alumnas de 1º grado en la telesecundaria de la comunidad de La Mancuerna, municipio de Tatatila, Veracruz.

lunes, 28 de mayo de 2018

Didáctica y experiencias docentes: Construir nuestra voz[1]
Shantal Meseguer Galván[2]

Lo primero que quiero decir es que Sandra y Artemio escribieron el libro que me hubiese gustado escribir a mí. Sí, porque yo también he sido privilegiada al tener experiencias tan maravillosas como las descritas en su libro, es decir he presenciado el momento justo del nacimiento de un pequeño y apasionado lector, que ocurrió una mañana mientras yo leía en voz alta a un grupo de quinto año La casa embrujada. La transformación de su rostro y el asombro placentero que observé en su mirada fueron la evidencia inequívoca de ese parto, y no requerí de un examen de Planea, Pisa o Ceneval para saberlo o medirlo. El nacimiento de un lector o lectora es otra cosa, solo puede ser explicado por la mitología, la filosofía, la literatura, tal vez por la sociología, la antropología o las ciencias políticas, quizá.

También he estado en el preciso momento en que un escritor de 10 años se forja y emerge  para sí mismo y para los demás, a través de un poema, en el que vacía el miedo y la fustración después de ser testigo del asalto que sufrió su padre.

Sí, por eso hubiese querido escribir un libro como este, para compartir esas experiencias tal como lo hacen estupendamente los autores de Construir nuestra voz[3], pero ahora no se trata de hablar de mí, sino de los autores y amigos Artemio y Sandra, es decir de quienes son las voces que construyen y se construyen en los distintos y diversos apartados del libro.

¿Quiénes son estos autores?
Son ATP[4] o profesores describiendo su didáctica y narrando sus experiencias docentes en la enseñanza del Español, son investigadores que reflexionan, generan conocimiento, lo aplican y divulgan, o son activistas  militantes de la lectoescritura crítica para pensar y actuar en el mundo, o son escritoras, comunicadores o poetas o locos!!!

Pues me parece que Artemio y Sandra cumplen todos estos roles en cada página del libro y de sus vidas, pues opino, en acuerdo con Oralia Bonilla, que escribe uno de los prólogos del libro, que ante el reto enorme que las sociedades contemporánes enfrentamos en la formación de ciudadanía,  las acciones aisladas no bastan, ¡son insuficientes para la reconstitución del tejido social en nuestras comunidades!

Y estos dos aspectos, la formación de ciudadanía y la restitución del tejido social, constituyen en realidad el fondo de la experiencia que nos comparten en su libro, por ello, las estrategias de lectura y escritura son abordadas y comunicadas desde tantas dimensiones. No se trata de leer por leer o de escribir por escribir, solo para mejorar los resultados educativos, se trata de leer el mundo,  de ser y convivir en el mundo, de saber, hacer  y poder en el mundo, pero también de salvarse del mundo a través de la lectura y la escritura.

Sí, salvarse de la escuela, del amor violento, del desamor normalizado, de la telecracia, de la nota roja, del consumismo, etc. Salvarse leyendo y escribiendo.

Quien como escritora sufre el síndrome de la página en blanco, emprende la cacería de las mejores y más precisas palabras, padece la crisis de creatividad en la configuración de un hilo argumental, y pierde el equilibrio al enfrentar una crisis de identidad durante la construcción de su propio locus de enunciación, valora los textos, los aprecia, disfruta el estilo, se encuentra o se escapa de ellos, pero nunca es indiferente.

Quien como lectora descubre mundos, diversidades, lenguas y lenguajes, se involucra en vidas, viajes, sueños, imaginarios y cosmovisones, identifica posibilidades de entendimiento y amplía su capacidad de comprensión, se revela a sí misma en las diferencias y semejanzas con otros, quien hace todo esto, no, no puede permanecer indolente. 

La lectura y la escritura se necesitan, se nutren, se amalgaman en cada ser, conforman los magmas del imaginario social, vinculan con el otro, conforman un dialogo, no pueden atenderse por separado, ni desarrollarse aisladamente y ello queda claro en el trabajo que nos cuentan. Pero tampoco se emprenden separadas del mundo, están situadas y no pueden ser indiferentes al contexto.

Alan Bennett, cuenta esto muy bien en su brevísima novela Una lectora nada común, en la que una  reina decide dejar de serlo al convertirse en una competente y apasionada lectora, es decir que revelarse a sí mismo en la lectoescritura, también es rebelarse y resistirse ante la terminacion de ocupar un lugar único en el mundo, sea un lugar de los de arriba o de los de abajo.

En realidad el libro me ha encantado, tanto su parte más pedagógica que comparte  metodologías participativas, como la anecdótica que narra las experiencias de estudiantes y maestras, asi como la que presenta los estupendos  textos que resultaron del ejercicio colectivo.

En un país de desaparecidos, en el que nosotros mismos  vamos desapareciendo como ciudadanos en cada hecho violento, en un país en que el que día a día perdemos humanidad, perdemos  capacidad de  conmoción, perdemos esperanza y ya solo somos miriadas de ojos acobardados. Construir nuestra voz nos congracia, nos reaparece, pone de manifiesto el poder colectivo que tienen las voces de las jóvenes generaciones, a las que tenemos, como Artemio y Sandra hacen, ¡¡abrirles paso!!

Muchas felicidades y muchas gracias.




[1] Texto leído el 26 de abril de 2018 en el IMAC, Xalapa, Veracruz.
[2] Directora de la Universidad Veracruzana Intercultural.
[3] Ríos, A y Ortiz, S (2018). Construir nuestra voz. Estrategias y evidencias de lectura y escritura. Cisnegro. México.
[4] ATP: Asesor Técnico Pedagógico

Video del Ejido San José

Evidencia a mitad del proceso...